Novedades

P. Juan Montalvo Arzeno, S.J., para subir más alto.

posted Jan 8, 2019, 4:11 PM by Manuel Pablo Maza Miquel

P. Juan Montalvo Arzeno, S.J., para subir más alto.
Manuel Pablo Maza Miquel, S.J.

   Este 9 de enero del 2019 se cumplen cuarenta años de la ida al Padre de Juan Montalvo Arzeno, jesuita mocano,  profesor de la PUCMM y maestro de novicios de la Compañía de Jesús. Un cáncer menguó sus fuerzas y le arrebató la vida a los 42 años, pero no han disminuido  ni la admiración, ni el respeto de todos los que tuvimos la dicha de caminar parte de la ruta junto a él.

   Por ahí andan dispersos algunos pocos ejemplares de un libro ya agotado que lo retrata cabalmente, “Compadre Padre Juan” (2012). La edición estuvo a cargo de su sobrina, Rosalina Perdomo de Dávalos y contó con el apoyo entusiasta de su tío, el Dr. Luis Emilio Montalvo Arzeno, de parientes, amigos y jesuitas. Se prepara la segunda edición, la cual podrá ser enriquecida con nuevas memorias y anécdotas.

   No creo que a Juancho le hubiera gustado, que nos sentáramos aquí como dolientes en unos nueve días, a recalentar añoranzas, mirando hacia atrás. Se hubiera reído de nosotros y nos hubiera lanzado un: “¡gente sin oficio!  La memoria de Juancho nos debe de ayudar a subir más alto en la vida con gran ánimo y generosidad, como decía San Ignacio de Loyola. Aquí recojo tres de sus enseñanzas para el futuro.

   Juan fue un gran admirador de los hombres y mujeres del campo. En la mejor tradición de los Padres Paco Guzmán, Goyo Lanz y el infatigable cooperador Gilberto Jiménez, los tomó en serio. Empezaba por escuchar sus vidas, penas y esperanzas. Ojalá que luego de tomarlos en serio,  los entendidos elaboren proyectos e inversiones para que los campesinos se enraícen en sus tierras. La respuesta a la absurda vida de Santo Domingo se juega en nuestros llanos y montañas. Como los gobiernos no apuestan por los campesinos, los campesinos, abandonados a su suerte,  emigran a la capital para apostar y jugar sus chelitos en esas tumbas de sembrados, conucos, familias, ríos, forestas y dignidad campesina que llaman “bancas de apuestas”, tan protegidas por los tres poderes del estado. Cada vez hay menos campesinos, cada vez hay más bancas de apuestas.

   Segundo, la memoria de Juan Montalvo, dedicado profesor de la Madre y Maestra, nos debe de motivar a fomentar una formación familiar y universitaria seria. En la firmeza de sus convicciones y en la transparencia de la vida de Juan, encontrábamos a sus padres y mayores. Sin árboles no habrá agua, sin familias, no habrá país. 
    En los diálogos de sus clases, Juan exigía no solo una asimilación personal de lo estudiado, sino una competente aplicación a la realidad. Del otro lado del diploma nunca hay nada escrito. En ese lado solo se escribe con la vida y muchos no pueden. Pasaron por la universidad, pero la universidad no pasó por ellos.

   Finalmente, vivimos un momento de angustia ante el futuro. Falta confianza. Ya hemos visto en qué quedan nuestras leyes e investigaciones si no hay hombres y mujeres justos. Juan dedicaba horas a consolidar pacientemente lo mejor del interior de las personas, esa dimensión espiritual donde nace y crece la confianza. Sócrates molestaba preguntando si se puede enseñar la justicia. Con Juan, hemos de seguir preguntándonos cómo reconstruir la lealtad dominicana para que quien cierre un trato estrechando una mano, sienta que estrecha un corazón. 

   En enero del 1976, tercer día de camino desde Mata Grande, con más de seis horas a la espalda, alto en la Pelona, sin agua, muerto de sed y cansancio en aquella terrible primera vez,  sentía un aire fresco diferente en la cara. Y un compañero jadeando, exclamó: -- ese aire ya viene del otro lado. ¡Ahora sí que nadie nos para!  --
Padre Juan Montalvo Arzeno, una vida para empezar a sentir en la cara y el corazón el aire de un país diferente.                                                                         mmaza@pucmm.edu.do   
 

Homilía del 13 de eneto, 2019 bautismo del Señor

posted Jan 8, 2019, 3:56 PM by Claudia Guerra

Para escuchar la homilía del 13 de eneto, 2019 bautismo del Señor

Para escuchar la PALABRA A LOS JÓVENES del 13 de eneto, 2019 bautismo del Señor

Para escuchar EL CUENTO DE LAS NIÑAS Y DE LOS NIÑOS del 13 de eneto, 2019 bautismo del Señor

Algunas ideas para organizar el trabajo este año que comienza...

Apostándole al mismo número de Dios. 13 Ene 2019

posted Jan 8, 2019, 3:54 PM by Claudia Guerra

DESDE LOS TEJADOS
Apostándole al mismo número de Dios
mmaza@pucmm.edu.do

    Al comienzo del año y con nubarrones en el horizonte, todo el mundo quisiera encontrar hombres y mujeres creíbles para guiarse por ellos.  

    Las primeras comunidades le aplicaron a Jesús  estas palabras del capítulo 42 de Isaías: “no gritará, no clamará, no voceará por las calles. La caña cascada no la quebrará, el pábilo vacilante no lo apagará.”  Jesús era dulce e  interesado por los asuntos de su sociedad: “promoverá fielmente el derecho, no vacilará ni se quebrará hasta implantar el derecho en la tierra y sus leyes que esperan las islas.” Pedro, resumirá toda la obra de Jesús de esta manera: “pasó haciendo el bien” (Hechos 10, 38). ¡Salgamos de la parálisis del comienzo de año y “hagamos el bien”!

    Hoy, unos consideran a Dios como irrelevante. Otros promueven a Dios como si fuera un jarabe contra todos los males. Pero en la antigüedad, lo que importaba era qué evaluación hacia Dios de tal o cual persona.

    Los primeros cristianos le aplicaron a Jesús los títulos del capítulo 42 de Isaías. Según ellos, Dios nombró a Jesús como “alianza de un pueblo y luz de las naciones”. Jesús estaba llamado a “abrir los ojos de los ciegos, sacar a los cautivos de la prisión, y de la mazmorra a los que habitan en las tinieblas.”

    En el Evangelio de Lucas, Dios se dirige a Jesús para llamarlo “Tú eres mi Hijo amado, mi predilecto”.

   Se fue otro año. Sigue corriendo veloz nuestra vida. Usted, yo y todos le apostamos a algo, mientras gira la ruleta de la vida, llamada irremisiblemente a detenerse en un número. ¡Qué bueno sería averiguar a qué número le apuesta Dios! ¡Sin duda saldrá premiado! Bote los horóscopos y los  adivinos y juéguele todos sus cuartos al mismo número que Dios juega. ¡Apuéstele a Jesús!

HOMILÍA del 6 de enero 2019, Epifanía del Señor, los Santos Reyes

posted Jan 8, 2019, 3:53 PM by Claudia Guerra

Para escuchar  LA HOMILÍA   del 6 de enero 2019, Epifanía del Señor, los Santos Reyes

Para escuchar  LA PALABRA A LOS JÓVENES  del 6 de enero 2019, Epifanía del Señor, los Santos Reyes 

Para escuchar  EL CUENTO DE LAS NIÑAS Y DE LOS NIÑOS  del 6 de enero 2019, Epifanía del Señor, los Santos Reyes 

Entre Herodes y los Reyes Magos. 6 Enero 2019

posted Jan 8, 2019, 3:51 PM by Claudia Guerra

DESDE LOS TEJADOS
Entre Herodes y  los Reyes Magos.
mmaza@pucmm.edu.do

   La Navidad y los Reyes (la Epifanía) nos invitan a levantarnos y caminar a la luz de la estrella, con el “corazón ensanchado” (Isaías 60, 1-6) y asombrado por un proyecto de salvación universal (Efesios 3, 2-6).

   Ante este proyecto hay dos respuestas posibles: la de Herodes y la de los Reyes Magos. 

  En el Evangelio de Mateo 2, 1 – 12, Herodes representa el  poder soberbio, cerrado a toda otra propuesta que no sea la realización de sus intereses. Si consulta, es para que le digan lo que quiere oír para realizar sus planes asesinos. Oye la Escritura, pero no la escucha con su corazón. Para Herodes, el Mesías es la mayor amenaza para sus intereses. Una amenaza que ha de ser suprimida a toda costa, no importa que mueran los inocentes. Busca al Mesías para matarlo, porque Herodes se ha condenado a sí mismo a ser el centro.

   Del otro lado, están los magos. Eran sin duda astrólogos, estudiosos de las constelaciones, astros y estrellas, convencidos, como lo estuvieron varios Papas renacentistas, que los astros influían sobre la suerte de los humanos en la tierra. Eran astrólogos honrados y abiertos a la evidencia. Preguntaban para descubrir, aprender y cambiar. La estrella los puso a moverse. Ellos no conocían las Escrituras, pero las obedecieron. Llegaron hasta el establo donde estaban José, María y Jesús. Allá se detuvo la estrella, allá se detuvieron ellos para reconocer en un niño a Dios, a quien adoraron y luego le entregaron sus presentes. De sobra sabían que ellos no eran el centro. Regresaron dichosos por otro camino.

   Los Magos nos enseñan a creer.  Herodes encarna el fracaso y  la soledad, salario de la soberbia. El Señor les regaló a los Reyes Magos dos regalos valiosísimos: la alegría de todos los niños y otro camino.

Homiía del 30 de diciembre, 2018 fiesta de LA SAGRADA FAMILIA

posted Jan 8, 2019, 3:50 PM by Claudia Guerra

Para escuchar la homiía del 30 de diciembre, 2018 fiesta de LA SAGRADA FAMILIA

Para escuchar la PALABRA A LOS JÓVENES del 30 de diciembre, 2018 fiesta de LA SAGRADA FAMILIA 

Para escuchar el cuento DE LAS NIÑAS Y DE LOS NIÑOS del 30 de diciembre, 2018 fiesta de LA SAGRADA FAMILIA 

Familia, lugar de descubrimientos. 30 Dic 2018

posted Jan 8, 2019, 3:48 PM by Claudia Guerra

DESDE LOS TEJADOS
Familia, lugar de descubrimientos.
mmaza@pucmm.edu.do

   Cada nacimiento representa una familia. Jesús, el Hijo de Dios, pasó la mayor parte de su vida en el marco de una familia. Bajo la mirada de María y al calor de su trabajo de mujer diligente, junto al dedicado José, creció Jesús, “en sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y los hombres” nos lo narra Lucas (2, 41 – 52).

   Muchas de nuestras sociedades, incluyendo la nuestra, están enfermas. ¡Faltan verdaderas familias! 

   La verdadera familia descubre, como Ana (1 Samuel, 1, 20 -28) que la vida y los hijos son un regalo. Cada ser humano es un regalo que Dios nos hace. Pero aquí en RD, es difícil descubrir el valor de la vida humana.  Nuestra pobreza, sazonada con bancas de apuestas, alcohol excesivo, medios embrutecedores y la enredadera tropical de la corrupción impune, todos entorpecen los descubrimientos. Y aún así, hay familias entre la gente pobre, que son las reservas morales de la nación. Como los pinos en las laderas escarpadas de la Cordillera Central, ellas sostienen esta tierra hundiendo sus raíces en el suelo, guardando su agua, mientras extienden al cielo sus brazos en una perenne oración verde para que llegue el día del Pan Nuestro. 

   Descubriéndonos hijos de una familia, estamos en el camino para descubrirnos hijos de Dios (1ª Juan 3, 1-24). Del cariño familiar podemos saltar a “la plena confianza ante Dios.”

  Finalmente, la familia es el lugar donde empezamos a descubrir hasta dónde llega nuestra identidad más profunda. Siempre se da un escarceo entre el joven, descubriendo la propia vida, y los padres, de nuevo aprendices, ante uno a quien descubren diferente. La familia de Jesús lo manejó con el diálogo difícil de angustias, y la afirmación de la propia vocación. Familia, lugar para guardar cordialmente lo que no entendemos, mientras respetamos la autoridad.

Homilía del 23 de diciembre, 2018 domingo 4 adviento ciclo C

posted Jan 8, 2019, 3:47 PM by Claudia Guerra

Para escuchar la homilía del 23 de diciembre, 2018  domingo 4 adviento ciclo C

Para escuchar la PALABRA A LOS JÓVENES del 23 de diciembre, 2018  domingo 4 adviento ciclo C 

Para escuchar EL CUENTO DE LAS NIÑAS Y DE LOS NIÑOS del 23 de diciembre, 2018  domingo 4 adviento ciclo C 

Belén, donde el Señor dijo: ¡Aquí estoy! 23 Dic 2018

posted Jan 8, 2019, 3:44 PM by Claudia Guerra

DESDE LOS TEJADOS
Belén, donde el Señor dijo: ¡Aquí estoy!
mmaza@pucmm.edu.do

    Con la Navidad casi encima, la Iglesia nos centra en lo esencial. La Navidad es asunto de salvación, y la verdadera salvación transforma las dimensiones más profundas y personales de nuestro ser.  Solo nos salva aquello que nos cambia personalmente, y nos pone a desear con verdad la voluntad del Señor. 

   En el Antiguo Testamento, los sacerdotes judíos y el pueblo le entregaban a Dios muchas ofrendas.  Pero Dios rechazaba todo eso. 

  La Carta a los Hebreos (10, 5- 10) lo explica magistralmente: “No quieres ni aceptas sacrificios, ni ofrendas… que se ofrecen según la Ley. Entonces yo dije… -- Aquí estoy, oh Dios, para hacer tu voluntad—“. 

    Lo que nos salva, no es que Jesús le entregara esto o lo otro a Dios, nos salva que Jesús se entregó a sí mismo personalmente al proyecto de Dios, de crear un pueblo fraternal de hijos de Dios. Nos salva la entrega personal de Jesús en la radicalidad de su existencia frágil y amenazada. Cambiamos personalmente cuando otra persona se nos entrega.

   Vamos a celebrar que el Hijo de Dios nació en Belén para vivir una vida como la nuestra y anunciar la Buena Noticia del amor gratuito de Dios, que destruye las trampas y construye la fraternidad. Naciendo en Belén, ¡Jesús dijo: -- aquí estoy--! Vino personalmente para cambiar nuestras personas.

   El Evangelio (Lucas 1, 39-45) nos presenta a María caminando de prisa hacia la casa de su prima Isabel, anciana estéril y ahora embarazada. María se acerca a esa prima en dificultad para decirle: ¡aquí estoy! Con su persona, María fortalece a Isabel

   Ahora en Navidad, cada uno de nosotros tiene que decir personalmente: ¡Aquí estoy! En la familia, en tu parroquia, ante esa familia pobre, en nombre del Señor y del tuyo propio: ¡Aquí estoy!

Homilía del 16 de diciembre 2018 domingo 3ro Adviento C

posted Jan 8, 2019, 3:40 PM by Claudia Guerra   [ updated Jan 8, 2019, 3:45 PM ]

Escuchar la homilía del 16 de diciembre 2018 domingo 3ro Adviento C  

Escuchar la  PALABRA A LOS JÓVENES del 16 de diciembre 2018 domingo 3ro Adviento C  

Escuchar EL CUENTO DE LAS NIÑAS Y DE LOS NIÑOS DEL 16 de diciembre 2018 domingo 3ro Adviento C  



1-10 of 730