Novedades

Homilía del día de la Altagracia. 21 Enero 2018

posted by Claudia Guerra

Para escuchar  la homilía   del día de la Altagracia

Para escuchar la palabra a los jóvenes  del día de la Altagracia

Para escuchar cuento de las niñas y de los niños  del día de la Altagracia

Cubano altagraciano. 21 de Enero 2018

posted by Claudia Guerra

DESDE LOS TEJADOS
Cubano altagraciano.
mmaza@pucmm.edu.do

   La fe cristiana católica saltó como una candela desde esta isla hacia las islas vecinas hace más de 500 años. No es raro, que el pueblo católico dominicano también  haya evangelizado a este presbítero y jesuita cubano.

   Tal y como Isaías alecciona a Acaz, de este pueblo he ido aprendiendo, que al Señor se acude, no para calcular hasta dónde alcanzan nuestras fuerzas, sino para creer en El Señor y trabajar por lo que podamos lograr juntos con su favor. Este pueblo sabio y sin doliente, sonríe en medio de los líos, porque sabe que Dios es Enmanuel, Dios con nosotros. No hay camino malo si la compaña es buena, rezan los guías del Pico Duarte. Es en serio que este pueblo canta: ¡Ven con nosotros a caminar, Santa María, ven!

    En los barrios pobres y en las humildes moradas campesinas, en un sitio de honor anda La Altagracia como si fuera un diploma de la universidad a la que nunca fueron, y como la sienten suya, en María aprenden, que Dios cuenta con los que nadie cuenta. Toda la historia y las promesas se posan en esta muchacha campesina, que no habla mucho en los Evangelios, pero andaba serena y erguida como palma, al pie de la cruz, entre condenados y guardias.

   Este pueblo, obligado por la vida dura a llevárselas todas, sabe, que algo muy importante del Señor se revela en María: que Dios cuenta con nuestra pequeñez, que no nos desampara y por eso María no desamparó a Isabel. Y ella es Alta, porque ocultando en su seno al Hijo, reveló que, por gracia y para nuestro bien, Dios nunca ha estado ni tan bajo, ni tan cerca.

   Con María aprendamos que aquí el vino se acabó hace rato y hay que hacer lo que Él nos diga para que este lío acabe en fiesta.

HOMILÍA del domingo 14 de enero, 2018 segundo domingo ciclo B

posted by Claudia Guerra


Para escuchar  LA HOMILÍA  del domingo 14 de enero, 2018 segundo domingo ciclo B

Para escuchar LA PALABRA A LOS JÓVENES  del domingo 14 de enero, 2018 segundo domingo ciclo B

Para escuchar EL CUENTO DE LAS NIÑAS Y DE LOS NIÑOS  del domingo 14 de enero, 2018 segundo domingo ciclo B

Lo que quisiéramos. Lo que nos falta. 14 Enero 2018

posted by Claudia Guerra

DESDE LOS TEJADOS.
Lo que quisiéramos. Lo que nos falta.
Manuel P. Maza Miquel, S.J.
mmaza@pucmm.edu.do

  El evangelio de este segundo domingo del tiempo ordinario (Juan 1, 35 a 42) resume muchos deseos cristianos a la hora de anunciar a Jesús de Nazaret.

   En el evangelio de hoy, unos discípulos de Juan el Bautista siguen a Jesús, luego de que Juan se los presentara como el Cordero de Dios. Para conocer a Jesús, no bastan las palabras de otros, uno tiene que ponerse en camino.

   El paso siguiente, lo dará Jesús, con honestidad, Jesús les pregunta: --¿Qué buscan?—Ya sería una gran cosa, que todos cayésemos en la cuenta de aquello que buscamos en la vida.

   Ellos, medio cortados y sorprendidos,  le preguntan, “Maestro, ¿dónde vives?”. Es decir, “Maestro, ¿dónde podemos conversar despacio contigo para conocerte mejor?”

   Jesús pone la responsabilidad en sus manos: “Vengan y verán”. Es decir, uno mismo tiene que ir. No se puede mandar a otro para que vaya y nos cuente.

   El evangelio refiere que “vieron donde vivía y se quedaron con él aquel día. Serían las cuatro de la tarde”. Fue un encuentro tan decisivo, que años después hasta se acordaban de la hora exacta.

   El relato refiere cómo Andrés buscó a su hermano Pedro, a quien Jesús cambió el nombre, signo de otra transformación interior y profunda.

   Hasta aquí lo que quisiéramos los cristianos, pero nos falta la generosidad y la credibilidad de Juan, el Bautista.

   Generosamente, el Bautista le entregó a Jesús sus discípulos. En la Iglesia, a veces nos dedicamos a formar grupitos, pero nosotros no somos dueños de nadie. Sólo Jesús es Señor.

   Finalmente, ¡qué credibilidad la de Juan el Bautista!  Apenas oyen sus palabras,  arrancan a seguir a Jesús. 

   Los primeros que contradecimos  nuestra predicación, ¡somos nosotros mismos con nuestras incoherencias! 
   Una Iglesia coherente suscita un pueblo creyente.

Homilía del 7 de enero, 2018

posted by Claudia Guerra

Para escuchar la palabra la homilía del 7 de enero, 2018 

Para escuchar la palabra a los jóvenes del 7 de enero, 2018 

Para escuchar el cuento de las niñas y de los niños del 7 de enero, 2018 

El respeto de lo secundario. 7 Enero 2018

posted by Claudia Guerra

DESDE LOS TEJADOS.
El respeto de lo  secundario
Manuel Maza, S.J.
mmaza@pucmm.edu.do

     Los poderosos  de nuestras sociedades acostumbran a “ningunear” y desconsiderar a quien carece de recursos. Nuestros presupuestos se gastan desproporcionadamente en las capitales, mientras el resto del país es desconsiderado. Las capitales disponen de costosos medios de comunicación, mientras los caminos vecinales están abandonados en prejuicio de los pequeños campesinos. Ríos y derrumbes aíslan a olvidadas comunidades rurales. 

     Cuando los poderosos construyen, ocupan arrogantes las aceras y atormentan a los vecinos con ruidosas construcciones de domingo. En varias ciudades, no en Santiago, las brigadas limpian las avenidas donde viven ciudadanos de recursos, mientras la basura se enseñorea risueña y perfumada de las esquinas en los barrios populares. 

    La fiesta de hoy, el Bautismo de Jesús nos lo revela como “el Hijo amado y predilecto de Dios”. Juan Bautista se refiere a  Jesús como “el que puede más  que yo, y yo no merezco ni agacharme para desatarle las sandalias. Yo he bautizado con agua, pero él los bautizarán con Espíritu Santo”. 

    Pues bien, en el evangelio de hoy, Marcos 1, 6b- 11, leemos, “por entonces llegó Jesús desde Nazaret de Galilea a que Juan lo bautizara en el Jordán”.  

   El bautismo de Jesús nos lo presenta como Hijo y siervo, pero Jesús no abusa de su dignidad de Hijo para desconsiderar a Juan, el Bautista. Adentrándose en el Jordán, confundido entre los pecadores que buscan el perdón, Jesús revela  un nuevo estilo de liderazgo que deberíamos de copiar todos. El liderazgo de Jesús se hace patente en su respeto por Juan, el Bautista. No es un liderazgo de gritar, clamar y vocear por las calles (Isaías 42, 1 – 7), sino de pasar “haciendo el bien” (Hechos 10, 34 – 38). 

    Jesús se revela como el principal, porque respeta al secundario.

Homilía del 31 de diciembre, 2017 Fiesta de la Sgda Familia ciclo B

posted by Claudia Guerra

Para escuchar la homilía del 31 de diciembre, 2017  Fiesta de la Sgda Familia ciclo B

Para escuchar la PALABRA A LOS JÓVENES del 31 de diciembre, 2017  Fiesta de la Sgda Familia ciclo B


Para escuchar EL CUENTO DE LAS NIÑAS Y DE LOS NIÑOS la homilía del 31 de diciembre, 2017  Fiesta de la Sgda Familia ciclo B

Cuatro verbos para toda familia. 30 Dic 2017

posted Dec 21, 2017, 9:33 AM by Claudia Guerra

DESDE LOS TEJADOS
Cuatro verbos para toda familia.

Manuel Maza, S.J.
mmaza@pucmm.edu.do
   
   La primera patria, escuela e iglesia es la familia. Hoy rememoramos que Jesús de Nazaret nació y creció en una familia. Recorriendo las lecturas de hoy entresacamos cuatro verbos en los reposa la felicidad de toda familia.

    Pablo nos enseña (Colosenses 3, 12 -21) que la unidad se construye amando. La mamá prepara a escondidas un bizcocho, porque mañana es el cumpleaños de la hija. El amor se traduce en “la misericordia entrañable, bondad, humildad, dulzura, comprensión”. El amor familiar nos revela nuestro valor y originalidad como personas y nos comunica el deseo de vivir y de que otros vivan.

   Segundo, en la familia aprendemos que hay aspectos de las otras personas que no cambiaremos jamás, aunque vivamos muchas vidas. Por eso Pablo nos exhorta “sobrellévense”. No se trata de resignarse pasivamente a los abusos, particularmente en este paraíso tropical de machos. Se trata de sobrellevar mutuamente aquellos rasgos de la personalidad de la otra persona que acompañarán por el resto de nuestra vida: él se comunica poco, ella todo lo sazona. 

   Tercero, honrar al padre y la madre significa hoy y siempre, no abandonarlos, ser indulgentes con las debilidades de la edad y del cansancio (Eclesiástico 3, 2 – 14).

  Cuarto, el Salmo 127 nos exhorta a temer a Dios, expresión mal comprendida con frecuencia. Temer a Dios no es vivir con miedo, se trata de darle a Dios su lugar. Una familia que “teme a Dios” cultiva la fe personal en la oración, busca sus caminos, escucha su Palabra en la Asamblea y acoge sus signos, particularmente la Eucaristía, la reconciliación y los pobres. 

   Contemplando a Jesús sirviendo, María y José sonreirían al descubrir, en los gestos del Maestro, sus propios gestos y palabras, ahora iluminados y sobredimensionados con la fuerza y la luz del mismo Dios. 

Homilía de la mañana del 24 de diciembre, 2017, domingo 4o adviento del ciclo B.

posted Dec 21, 2017, 9:31 AM by Claudia Guerra


Para escuchar la homilía de la mañana del 24 de diciembre, 2017, domingo 4o adviento del ciclo B.


Para escuchar LA PALABRA A LOS JÓVENES de la mañana del 24 de diciembre, 2017, domingo 4o adviento del ciclo B.

Para escuchar EL CUENTO DE LAS NIÑAS Y DE LOS NIÑOS de la mañana del 24 de diciembre, 2017, domingo 4o adviento del ciclo B.

Un regalo de Navidad: un poema a María.

La fuerza del Altísimo. 24 Dic 2017

posted Dec 21, 2017, 9:29 AM by Claudia Guerra

DESDE LOS TEJADOS
La fuerza del Altísimo.
Manuel Maza, S.J.
mmaza@pucmm.edu.do

     La cercanía de la Navidad nos motiva a colgar luces por doquier, porque en Navidad se revela “un misterio mantenido en secreto durante siglos eternos” (Romanos 16, 25 – 27). En Navidad, se nos ha revelado el designio salvador de nuestro Dios: todos los pueblos están llamados a la obediencia de la fe en el único Dios.

   Este proyecto se realizará mediante “la fuerza del Altísimo” (Lucas 1, 26 al 38). 

    La fuerza humana se concentra en capital, armas,  status social, sexualidad y las relaciones. Hoy la Iglesia nos enseña cómo actúa la fuerza del Altísimo.

   Dios revela su poder eligiendo a lo débil, pobre y frágil. Así lo vemos en la primera lectura del Segundo libro de Samuel 7, 1 a 16. El pueblo de Israel está rodeado de enemigos, vive sobresaltado, carece de sucesión dinástica.  Están buscando un candidato para coronarlo rey. Entonces, Dios elige a David, un pastorcito adolescente,  y lo saca “de andar tras las ovejas, para que fuera jefe de [su] pueblo Israel”. 

   La fuerza del Altísimo alcanza su nivel máximo para escoger a la Madre del Mesías. Dios escoge a una muchacha campesina de un campito de Galilea. Está desposada, pero “no conoce varón”. En ella se desarrolla un misterio, que ni ella ni su propio prometido alcanzan a comprender. Ella pregunta, “¿cómo será eso?”. 

    Pero en ella. la ternura gratuita de Dios suscita ya la obediencia de la fe en la que entrarán todos los pueblos: “Aquí está la esclava del Señor, hágase en mí según tu palabra”.    

   La fuerza del Altísimo había prometido, que la relación entre Dios y el Mesías sería la de un Padre y un hijo. Esa promesa, se cumple en Jesús, Hijo de Dios,  con una plenitud inconmensurable, ella nos alcanza a cada uno de nosotros. 

1-10 of 627