Novedades

Homilía del 2 de abril, 2017

posted by Claudia Guerra


Para escuchar la homilía del 2 de abril, 2017 domingo 5to de Cuaresma ciclo A Y OTROS

Para escuchar la palabra a los jóvenes del 2 de abril, 2017 domingo 5to de Cuaresma ciclo A Y OTROS

Para escuchar el cuento de los niños y de las niñas del 2 de abril, 2017 domingo 5to de Cuaresma ciclo A Y OTROS

La tumba dominicana: la cultura del más vivo. 2 Abril

posted by Claudia Guerra

DESDE LOS TEJADOS

La tumba dominicana: la cultura del más vivo
Manuel Pablo Maza Miquel, S.J.
mmaza@pucmm.edu.do
     
    Pasa también en otros países. Usted está haciendo su fila pacientemente para doblar izquierda. Ya lleva esperando tres cambios de luces. Usted se cree que se va en la próxima, pero se acaba de detener a su derecha un camión que pretende doblar izquierda. Y a usted le va a tocar seguir esperando pacientemente. 

   Entre nosotros, impera la cultura del más vivo. En su  Mensaje del 27 de febrero pasado,  los Obispos dominicanos nos ponen a reflexionar al señalar los malos ejemplos que están viendo nuestros adolecentes. Ellos padecen: “ La carencia de líderes sociales y políticos que sirvan al pueblo en vez de lucrarse de los bienes comunes de la nación y que hacen de la corrupción un modo de vivir y de escalar una posición en la vida, sin ninguna condena judicial, creando una cultura del más vivo y del sálvese quien y como pueda.” (No. 3, c).

   Muchos ciudadanos se han acomodado en la tumba de la cultura del más vivo.

   ¿Qué proponían entonces nuestros obispos? “Hace falta un proyecto de nación consensuado por todos los partidos políticos y las fuerzas vivas de la Nación..." También insistían: "Es urgente la aprobación de la Ley de partidos políticos que deje de lado el aspecto clientelar y tenga como orientación fundamental del bien común” … (No.  55). 

        En el Evangelio de hoy, Jesús también se detiene delante la tumba de su amigo Lázaro. Ya llevaba  4 días  en el sepulcro y hasta “olía mal”. Jesús lo llama con voz potente: ¡Lázaro, ven afuera! Y Lázaro se puso en pie y caminó.   

    Ojalá dejemos atrás la cultura del más vivo que tantas muertes nos trae. ¡De pie! ¡Salgamos fuera! Sobran manos para aplaudir los mensajes de nuestros obispos. Faltan corazones que los quieran implementar.

Homilía del 26 de marzo

posted by Claudia Guerra

Para escuchar la  homilía del 26 de marzo, 2017 domingo 4to de Cuaresma ciclo A

Para escuchar la PALABRA  a los jóvenes del 26 de marzo, 2017 domingo 4to de Cuaresma ciclo A

Para escuchar EL CUENTO DE LAS NIÑOAS Y DE LOS NIÑOS del 26 de marzo, 2017 domingo 4to de Cuaresma ciclo A

Cristo, luz bautismal y nuestras cegueras. 26 de Marzo

posted by Claudia Guerra

DESDE LOS TEJADOS

Cristo, luz bautismal y nuestras cegueras.

Manuel Maza Miquel, S.J.
mmaza@pucmm.edu.do

   Los primeros cristianos, también llamaban al bautismo: “la iluminación”. Toda persona bautizada había sido iluminada por Cristo, la luz  verdadera que ilumina a todos.

   Jesús enseña en el Evangelio de hoy (Juan 9, 1 – 41): “mientras estoy en el mundo, soy la luz del mundo."  

   En el evangelio encontramos varios tipos de ceguera. Primero, la del ciego de nacimiento. Jesús lo cura untándole barro en los ojos. ¡Ciego y con barro en los ojos!, llegará a ver la luz, porque confía en Jesús. En los títulos que el ciego le va dando a Jesús, se ve su crecimiento en la fe. El ciego hizo una experiencia de iluminación y siguió creciendo en ella. Él era ciego, pero su fe no. El ciego se apoyó en el mismo testimonio de Jesús. El ciego pregunta: "¿Y quién es, [el Hijo del hombre] Señor, para que crea en él?" Jesús les dijo: --Lo estás viendo: el que te está hablando, ése es.-- Él dijo: --Creo, señor.-- Y se postró ante él.” 

   En segundo lugar, está la ceguera de los discípulos. Juzgan por apariencias (1 Samuel 16, 7), repiten los prejuicios de su ambiente. Si ese hombre nació ciego, tiene que ser un castigo por los pecados de sus padres. Jesús ve en su ceguera, una ocasión para que se revele gloria de Dios.

   En tercer lugar, vemos la ceguera de los fariseos. Ante un ciego curado por Jesús, se niegan a aceptar ese testimonio. Juan los presenta repitiendo una y otra vez con cerrada arrogancia  “nosotros sabemos”. Muchos arrogantes creen saber.

   Finalmente, está la ceguera interesada de los padres del ciego. Ellos saben que Jesús lo curó, pero temen confesarlo, porque serían excluidos de importantes círculos sociales. 
El barro en manos de Jesús, cura nuestras cegueras, nos ¡ilumina!
   

Homilia 19 de Marzo

posted by Claudia Guerra

Para escuchar la homilía del 19 de marzo, 2017 Dgo 3ro Cuaresma ciclo A 

Para escuchar la PALABRA a los jóvenes del 19 de marzo, 2017 Dgo 3ro Cuaresma ciclo A  

Para escuchar el cuento de las niñas y los niños del 19 de marzo, 2017 Dgo 3ro Cuaresma ciclo A  

Jesús, maestro de evangelizadores. 19 Marzo

posted by Claudia Guerra

DESDE LOS TEJADOS. 
Jesús, maestro de evangelizadores
Manuel P. Maza Miquel, S.J. 
 mmaza@pucmm.edu.do

    En Cuaresma reasumimos nuestro bautismo. Por el bautismo somos enviados a evangelizar. El evangelio de hoy (Juan 4, 5 – 42) nos ayuda a cotejar nuestro trabajo de evangelizadores con el de Jesús.

   Se evangeliza a través de los encuentros personales.  Jesús, cansado del camino, tiene sed y le pide a una samaritana: -- Dame de beber.--  No importa que judíos y samaritanos no se traten. La Buena Noticia se abre paso a través de los prejuicios. No importa que Jesús esté en una posición de debilidad: él es el de la sed y la samaritana,  la dueña del cubo. El evangelio engendra generosidad.

    ¿Cuál es el objetivo de la evangelización? Se trata de que la persona evangelizada llegue a “conocer el don de Dios”, es decir; conozca la generosidad de Dios en su interior. Evangelizar también es ayudar a suscitar una oración vital que brota desde lo profundo del ser y se dirige a Jesús en quien hemos experimentado el don de Dios. 
La Buena Noticia crea en el interior de la persona evangelizada una fuente que salta hasta la vida eterna.

   Con el evangelio adentro, ahora la samaritana examina qué vida está viviendo. Jesús le dice, “busca a tu marido”. Y le habla con tanta verdad y dulzura, que la mujer de cinco maridos, no le llama “fresco” sino “profeta”. 

   El evangelizador no se deja enredar en cuestiones secundarias, como sería, dónde debe ser adorado Dios, sino que va a lo central: el Padre quiere adoradores en espíritu y verdad.
Si evangelizamos bien, esa gente evangelizada continuará evangelizando a otros. Si el evangelio se transmite bien, la conclusión siempre será la misma: “ya no creemos por lo que tú dices, nosotros mismos lo hemos oído y sabemos que él es de verdad el Salvador del mundo”.

Homilia 12 de Marzo

posted Mar 21, 2017, 3:23 PM by Claudia Guerra

Para escuchar  la homilía del 12 de marzo, 2017 2do Domingo de Cuaresma.

Para escuchar la palabra a  los jóvenes del 12 de marzo, 2017 2do Domingo de Cuaresma.

Para escuchar el cuento de las niñas y de los niños    del 12 de marzo, 2017 2do Domingo de Cuaresma.

La Cuaresma nos pone a vivir nuestro bautismo. 12 Marzo

posted Mar 21, 2017, 3:21 PM by Claudia Guerra


DESDE LOS TEJADOS.

La Cuaresma nos pone a vivir nuestro bautismo.
               Manuel Maza, S.J.   
mmaza@pucmm.edu.do

      Durante la cuaresma, la Iglesia nos da pistas para que comprendamos y podamos vivir nuestro bautismo. Bautizarse significa sumergirse en una experiencia. En muchas partes,  se bautiza sumergiendo completamente a la persona en las aguas. El bautismo nos sumerge en una experiencia de libertad, de lucha y de escucha.

   En la primera lectura de hoy (Génesis 12, 1 – 4), nuestro padre en la fe, Abrán nos enseña que el bautismo es para obedecer con fe las propuestas del Señor: “Sal de tu tierra y de la casa de tu padre, hacia la tierra que te mostraré”. Abrán venció la comodidad y libremente “marchó como le había dicho el Señor”. La cuaresma nos pone a escuchar al Señor.  Él nos llama a insertarnos libremente en esta sociedad para construir, junto con otros,  alternativas que traigan bendición a las mayorías. 

   En esa ruta, puede que nos sintamos sin fuerzas. Pablo nos enseña en la segunda lectura (2ª Timoteo 1, 8 – 10) que Jesús “destruyó la muerte y sacó a la luz la vida inmortal por medio del Evangelio”. El bautismo es fuerza de vida para esta lucha.

  Finalmente en el Evangelio vemos a Jesús transfigurarse. En ese momento todo cobraba sentido y Pedro hasta exclamó, “Señor, ¡qué bien se está aquí, haré tres tiendas!  Ya Pedro se estaba instalando en lo alto de la loma, cuando el Padre le dice: “Éste es mi Hijo, el amado, mi predilecto. ¡Escúchenlo!”  El bautismo nos pone a escuchar a Jesús en la oración, la Palabra, los pobres y toda la vida de la Iglesia. 

    No nos bautizaron para que nos instalásemos en la  comodidad, sino para la misión.    La cuaresma abanica las brasas de nuestro bautismo y lo enciende en libertad, en vida y en una escucha sincera del Señor.

Homilia 5 Marzo

posted Mar 21, 2017, 3:20 PM by Claudia Guerra

Para escuchar la homilía del 5 de marzo, 2017 Dgo 1ro de Cuaresma 

Para escuchar la PALABRA a los jóvenes del 5 de marzo, 2017 Dgo 1ro de Cuaresma 

Para escuchar el CUENTO de los niños y de las niñas del 5 de marzo, 2017 Dgo 1ro de Cuaresma 

Pecado: atajo hacia la muerte. 5 Marzo

posted Mar 21, 2017, 3:19 PM by Claudia Guerra

DESDE LOS TEJADOS.

Pecado: atajo hacia la muerte.
               Manuel Maza, S.J.   
manuelmaza@pucmm.edu.do

      En la primera lectura de este primer domingo de cuaresma en el ciclo A (Génesis 2, 7- 9 y 3, 1 – 7) encontramos una narración para comprender, la ruta hacia el pecado y su fuerza de muerte.

    Todo hombre (Adán) y toda mujer (Eva) están llamados a vivir haciendo el bien y rechazando el mal. Pero antes de que el hombre y la mujer decidan nada, son incitados a disponer del bien y del mal a su antojo. 

   En esta vida, hacemos el bien y rechazamos el mal, bajo la presión de esta mentira: “qué feliz serías si el bien fuera lo que a ti te convenga y el mal, lo que te cause pena”. Esa manera de vivir, en la cual yo meto mi mano sobre el bien y el mal,  es “apetitosa, atrayente, deseable”. El mal me asedia desde afuera, pero en mí, también encuentra un cómplice para abrirle la puerta.

   Nuestro verdadero camino hacia la plenitud es caminar la ruta ardua de ser humanos,  haciendo el bien y rechazando el mal, sin atajos de muerte. Pero siempre estamos tentados de alargar la mano sobre el  bien y sobre el mal, para disponer de ellos como quien estira la mano, para arrancar y comerse un mango. En lugar de aceptar que nos toca ser humanos, queremos vivir como “diosecitos”. ¡Cuánta muerte y llanto en nuestra sociedad por los diosecitos que no tienen que cumplir la ley, porque ellos determinan el bien y el mal antojadizamente!

   Cuaresma, camino hacia la pascua de Jesús; oportunidad para retomar nuestra ruta humana sin aspiraciones mentirosas de “ser como dioses”. Jesús encontró a Dios en su humanidad, sin magias, ni manipulaciones, sin necesidad de ser un poder rival de Dios.

Caminando la cuaresma junto a Jesús, reencontraremos nuestra verdadera humanidad.

1-10 of 543