Novedades

Homilía del 9 de septiembre, 2018

posted Sep 4, 2018, 1:34 PM by Claudia Guerra

Para escuchar la  homilía del  9 de septiembre, 2018

Para escuchar la Palabra a los jóvenes del  9 de septiembre, 2018

Para escuchar  el cuento de las niñas y de los niños del  9 de septiembre, 2018

Nuestros sordos y mudos. 9 Septiembre 2018

posted Sep 4, 2018, 1:33 PM by Claudia Guerra

DESDE LOS TEJADOS.
Nuestros sordos y mudos.
 Manuel Maza sj. mmaza@pucmm.edu.do

   Uno de los aspectos de la vida de Jesús mejor atestiguados, es su actividad taumatúrgica, es decir, curó a muchos, pero especialmente a enfermos pobres.

   Entonces, el enfermo era considerado como un castigado por Dios por algún pecado cometido. 

   En el evangelio de hoy (Marcos 7, 31 – 37), le presentan a Jesús un sordo que apenas podía hablar. Le piden que le imponga sus manos. 

   Primero, Jesús lo aparta lejos de la gente curiosa y su bullicio. En la soledad, Jesús pasa a realizar sus propios gestos de sanación, “le metió los dedos en los oídos y con la saliva le tocó la lengua. Y mirando al cielo, suspiró: “Effetá”, que quiere decir: ¡ábrete!

   También entre nosotros existen sordos y mudos que necesitan ser curados personalmente por Jesús, “lejos de la gente” y sus expectativas.

   Hay hombres y mujeres sordos, que no escuchamos lo que contradiga nuestro pensar, o nuestros intereses. Necesitamos escuchar los reclamos de los campesinos en parajes olvidados, o los de la madre soltera, mal pasando en un barrio con su niño enfermo. En muchos matrimonios, la mujer no tiene quien la escuche. Hay jóvenes aturdidos por vidas “locas”, muchachos que tapan sus oídos con música estridente para escaparse a un mundo feliz y falso.

   Nuestros pueblos están llenos de mudos: hombres y mujeres que no están en capacidad de tomar la palabra para reclamar una mejora de sus condiciones inhumanas de vida.
  
  En todo bautismo, hay un momento en que el celebrante toca con sus dedos los oídos y los labios del bautizando, y haciendo suyos el gesto y la palabra de Jesús, exclama: ¡Effetá! ¡Ábrete! Así hemos de ser los creyentes: gente capaz de oír y 
destapar oídos cerrados;  gente que pueda tomar y dar la palabra. Entonces realizaremos el mismo bien que hizo Jesús.              

Homilía del 2 de septiembre, 2018 domingo B 22

posted Aug 28, 2018, 2:45 PM by Claudia Guerra

Para escuchar  la homilía del 2 de septiembre, 2018 domingo B 22

Para escuchar LA PALABRA A LOS JÓVENES  del 2 de septiembre, 2018 domingo B 22 

Para escuchar   EL CUENTO DE LAS NIÑAS Y DE LOS NIÑOS  del 2 de septiembre, 2018 domingo B 22 

Viajar de los labios al corazón. 2 Septiembre 2018

posted Aug 28, 2018, 2:43 PM by Claudia Guerra

DESDE LOS TEJADOS.
Viajar de los labios al corazón.
mmaza@pucmm.edu.do

   Lo religioso ha regresado. Mucha gente quiere tener en cuenta a Dios, tal vez por  la sensación de inseguridad generada por la delincuencia local y la crisis financiera mundial. Tal vez se quiera honrar a Dios como fuente estable de bien, debido a la velocidad de los cambios culturales, la poca credibilidad de las figuras relacionadas con la política, la empresa y la economía. 

   La sociedad palestina de Jesús, desde hacía más de tres siglos vivía el impacto disolvente de  la cultura griega extendida por Alejandro Magno (323 †), y desde el año 63 a.C., la inseguridad creada por la invasión romana. 

   En esa coyuntura, el fariseísmo se presentó como una plausible opción religiosa. Su rigurosa observancia de la ley les ganó el respeto de las mayorías. Por eso se sintieron cuestionados por la libertad de Jesús ante las leyes de lo puro y de lo impuro.

   En el Evangelio de hoy, (Marcos 7, 1 – 23) los fariseos le preguntan airados: “¿por qué comen tus discípulos con manos impuras y no siguen la tradición de los mayores?” Jesús denuncia su hipocresía citando a Isaías: “este pueblo me honra con los labios, pero su corazón está lejos de mí”. 

   Según Jesús, la verdadera cercanía y honra de Dios nacen a partir del propio corazón. La fe no consiste en una serie normas, en una etiqueta que se cumple exteriormente, sino en una actitud vital que brota desde lo profundo de nuestro corazón, centro personal de decisiones y convicciones. 

    La incoherencia de nosotros los adultos está a la base del aceleramiento nervioso y ligero de nuestra juventud, presa de “gusticos” y ajena al corazón que le late dentro.

  La felicidad del matrimonio, la universidad, la empresa, la Iglesia y el país, la cercanía a Dios han de nacer del corazón. 

Homilía del 26 agosto, 2018 domingo B 21

posted Aug 28, 2018, 2:42 PM by Claudia Guerra

Para escuchar la homilía  del 26 agosto, 2018 domingo  B 21 también ustedes quieren irse.

Para escuchar PALABRA A LOS JÓVENES  del 26 agosto, 2018 domingo  B 21 también ustedes quieren irse 

Para escuchar ELCUENTO DE LAS NIÑAS Y DE LOS NIÑOS   del 26 agosto, 2018 domingo  B 21 también ustedes quieren irse 

¿También ustedes se quieren ir? 26 Agosto 2018

posted Aug 28, 2018, 2:40 PM by Claudia Guerra

DESDE LOS TEJADOS.
¿También ustedes se quieren ir?
mmaza@pucmm.edu.do

   En los evangelios, una y otra vez, Jesús de Nazaret dio muestras de una paciencia heroica hacia sus discípulos. En el evangelio de hoy (Juan 6,60 – 69) encontramos otro tipo de actuación de parte de El Maestro. 

   Jesús se presentó como el Enviado decisivo de parte de Dios. Muchos discípulos de Jesús reaccionaron así: “Este modo de hablar es duro, ¿quién puede hacerle caso?”.  Más adelante leemos, “desde entonces, muchos discípulos suyos se echaron atrás y no volvieron a ir con él”.

   Viendo que tantos se marchaban, uno esperaría que Jesús rebajase las exigencias de su mensaje para el menos mantener fieles a los Doce. Sorprendentemente, Jesús les preguntó: “¿también ustedes se quieren marchar?”

   El paciente y dulce Jesús no quiere seguidores por rutina, exige una decisión personal  a partir de lo que ellos han visto y oído en sus caminatas junto a él.

   En la primera lectura de la misa de hoy (Josué 24, 1 a 18) al entrar en la tierra prometida, Josué conmina a las tribus de Israel  a definirse a partir de lo vivido: --escojan a quién quieren servir: a los dioses extranjeros, o al Señor que nos sacó de la esclavitud de Egipto--.

   Que nadie se incomode cuando nuestra Iglesia le exija, para bautizar, definir su posición respecto de la persona y del mensaje de Jesús de Nazaret. Jesús no quiso seguidores resignados, la Iglesia nos confronta con la misma pregunta: “¿también ustedes quieren irse?”

   Inicia otro año escolar, muchas empresas reinician sus labores. Sacudamos la rutina y el cinismo. Derrotemos el indolente resignarse a más de lo mismo. Nos toca a todos definir desde el corazón lo que queremos ser, comprometer, aportar y exigir.

   Ojalá podamos hacer nuestra la respuesta del apóstol Pedro: “¿a dónde iremos? Tú tienes palabras de vida eterna.”

Escuchar la homilía del domingo 19 de agosto, 2018 domingo XX ciclo B.

posted Aug 14, 2018, 8:41 AM by Claudia Guerra

Escuchar la homilía del domingo 19 de agosto, 2018  domingo XX   ciclo B.

Escuchar la PALABRA A LOS JÓVENES del domingo 19 de agosto, 2018  domingo XX   ciclo B. 

Escuchar EL CUENTO DE LAS NIÑAS Y DE LOS NIÑOS del domingo 19 de agosto, 2018  domingo XX   ciclo B. 

Banquete para inexpertos. 19 Agosto 2018

posted Aug 14, 2018, 8:40 AM by Claudia Guerra


DESDE LOS TEJADOS
Banquete para inexpertos.
mmaza@pucmm.edu.do

   Los aprendizajes que duran para siempre, se adquieren mediante experiencias personales. La primera lectura de hoy (Proverbios 9, 1 -6) trae un mensaje para todos nosotros, los faltos de experiencias cruciales: “los inexpertos vengan aquí…vengan a comer de mi pan y a ver del vino que he mezclado.”  A nosotros nos faltan dos experiencias fundamentales: primero, experimentar el  amor de alguien que nos quiera de manera incondicional y gratuita; en segundo lugar, relacionarnos con alguien que nos quiera tanto, que por nuestro amor enfrente situaciones peligrosas.

   En el evangelio de hoy (Juan 6, 51 – 58) Jesús nos invita a todos a comer de su cuerpo y beber de su sangre. 

   El cuerpo de Jesús de Nazaret fue su forma de estar entre nosotros y participar de nuestra vida. En verdad, su cuerpo, su presencia entre nosotros,  fue como un pan que se parte y se comparte como alimento. El pan se comparte gratuita y desinteresadamente. Así fue la generosidad de Jesús, una vida sabrosa para dar vida.

   Para Israel, la sangre de una persona era realmente su existencia. Jesús invita a beber de su sangre, como quien bebe un vino. Así participamos en la entrega de su existencia en una situación violenta.

   Cada vez que participamos en una Eucaristía, participamos en un banquete para inexpertos. En esta vida,  todo el que da algo espera sacar algún provecho. ¿Por qué si no, el Congreso ha conservado su oscuro barrilito? Nos falta hacer la experiencia del amor gratuito y desinteresado.

   A quien  asimile personalmente  sus actitudes, Jesús le promete vivir para siempre,  resucitar en el último día y  vivir esta misma vida por Jesús. 

Comiendo con fe el pan de la Eucaristía hacemos nuestra la manera cordial y generosa de Jesús entre nosotros. 
Bebiendo del vino consagrado, la entrega sangrienta de Jesús suscita la nuestra. 

Para escuchar la homilía del domingo 12 de agosto, 2018 domingo B 19 pan de vida

posted Aug 14, 2018, 8:38 AM by Claudia Guerra

Para escuchar la homilía del domingo 12 de agosto, 2018 domingo B 19 pan de vida

Para escuchar la PALABRA A LOS JÓVENES del domingo 12 de agosto, 2018 domingo B 19 pan de vida 

Para escuchar  EL CUENTO DE LAS NIÑAS Y DE LOS NIÑOS  del domingo 12 de agosto, 2018 domingo B 19 pan de vida   .

El pan vivo para marcha larga. 12 Agosto 2018

posted Aug 14, 2018, 8:37 AM by Claudia Guerra


DESDE LOS TEJADOS
El pan vivo para marcha larga.
mmaza@pucmm.edu.do

   A los que podemos descansar un poco en el verano, a veces se nos aclaran los grandes retos de la vida: estamos llamados a desterrar “la amargura, la ira, los enojos e insultos y toda la maldad. Estamos llamados a ser “buenos, comprensivos, perdonándonos unos a otros como Dios nos perdonó en Cristo” (Efesios 4,30-5,2).
Ante esos retos sabemos, al igual que Elías, que “el camino es superior” a nuestras fuerzas (1 Reyes 19, 4 – 8).

   También Israel caminó por el desierto un camino superior a sus fuerzas. El Señor alimentó a Israel con el maná, un alimento que caía del cielo.

   Hoy en día, nosotros atravesamos otro desierto: a veces no encontramos en quien apoyarnos, ni sabemos qué alimento nos dará la fuerza para caminar el desierto de esta vida violenta y regida por dinamismos de egoísmo y muerte. En el evangelio de hoy, (Juan 6, 41-51) Jesús nos invita a creer y afincarnos en Él, y a comer su carne como alimento. Eso es participar en la Eucaristía. 

   Jesús explica, que quien cree en Él empieza a vivir la vida definitiva. Todo el que vive en amistad con Jesús, vive en comunión con todo lo que Jesús ha contemplado en el Padre, ¡y esa es la vida eterna! (Juan 17, 3). 

   El contemplar a quien amamos y nos ama, nos pone a vivir. Pues, quien cree en Jesús empieza a contemplar al Padre, y como dice el salmo, “contémplenlo y quedarán radiantes” (Salmo 33). 

  Jesús no ofrece un maná en alimento,  lo que ofrece es su carne y sangre propias, es decir, su existencia entre nosotros, su generosidad, su perdón, sus valores renovadores e iniciativas solidarias.

  Creyendo en Jesús y participando en la Eucaristía parroquial, comunión real con Jesús, empezamos a vivir una vida nueva, la definitiva. 

1-10 of 693