Novedades‎ > ‎

Jesús escuchó al militar extranjero. 2 de Junio 2013

posted May 27, 2013, 11:55 AM by Manuel Pablo Maza Miquel
DESDE LOS TEJADOS
Jesús escuchó al militar extranjero.
mmaza@pucmmsti.edu.do

   Los pueblos invadidos militarmente guardan en su corazón una cuota de odio hacia el ejército invasor. En el evangelio de hoy, (Lucas 7, 1-10),  Jesús de Nazaret acoge le ruego de un militar invasor. Con exquisita habilidad humana, el  centurión romano se hace representar por un grupo de respetables ancianos judíos, a quienes les construyó su sinagoga. El odiado romano le pide a Jesús que le visite para a curar un criado enfermo.  Cuando todavía está lejos de la casa, le manda otra delegación con este mensaje: -- no te molestes, no soy digno de que entres bajo mi techo. Dilo de palabra y mi criado quedará sano --. Volviéndose a la gente, Jesús exclama: -- ni en Israel he encontrado tanta fe--. Al volver a la casa, ya el criado estaba sano. Jesús atendió el ruego del militar invasor sin dejarse encerrar por prejuicios.

   Muchos extranjeros hemos encontrado en este país la posibilidad de crecer y vivir con felicidad.  Es una pena, que por los intereses torcidos de un grupito, en ambos lados de la frontera, el país haya sido condenado internacionalmente por no escuchar la petición justa de los trabajadores haitianos entre nosotros que piden tramitar su residencia temporal. Instituciones y personas responsables de la sociedad dominicana apoyan este reclamo justo, humano y conforme al magisterio de los Papas. En los últimos 20 años, ¿qué no ha sido construido o cosechado por haitianos?

    ¿A quién beneficia el desorden, las redadas violentas contra mujeres y niños, y la ilegalidad de miles de hombres y mujeres en nuestro suelo?  Si el mercado de dominicanos y haitianos en Dajabón funcionase todos los días laborables, si todo trabajador extranjero pudiera acogerse a una ley justa y pagar impuestos, ¿quién saldría ganando?

   Es la hora de la probada equidad y solidaridad dominicana.




Comments